martes, 28 de febrero de 2017

Pulpo a la Gallega

Bueno, que tal estamos? yo un poco plof, no tengo muchas ganas de subir recetas, pero me pasará como siempre que según voy escribiendo, me vengo arriba. Hoy os muestro una receta que tenía muchas ganas de subir, pulpo a la gallega, además considero que la foto me ha quedado muy chula, no pensáis igual?


Como siempre os digo los productos del mar no son mis favoritos, pero como a Sergio le gustan (mi novio) pues a joderme y hacerlo. Aunque con gusto, por que darle un capricho de vez en cuando... no está mal. Por cierto con esta receta os saldrán 2 buenas raciones.

INGREDIENTES: (para pulpo de 1,5kg)
1,5 kg de pulpo crudo
7 patatas de tamaño medio
1 cebolla blanca (solo para dar sabor)
4 cucharas de aceite
4 cucharaditas de pimentón picante o dulce (a vuestra elección).

* Tienes dudas con las cantidades? mira mi tabla de conversión de cantidades.


PASOS A SEGUIR:
  1. En primer lugar recuerda quitarle el aguijón y los ojos, si no te lo han limpiado (a mi me lo hacen siempre). Trás esto tenemos dos opciones: una dar una paliza al pobre pulpo, para romper las fibras... o bien tras comprarlo fresco, congelarlo (proceso por el cual al descongelarlo se romperán las fibras y será lo mismo) yo opto por la segunda me da menos pena, pero depende del nivel de estrés que tenga cada uno. Eso si es totalmente necesario para que el pulpo salga bueno y blandito.
  2. Cuando tengamos el pulpo descongelado (en mi caso) ponemos agua en una olla, añadimos la cebolla y ponemos a hervir. Cuando el agua esté hirviendo asustamos al pulpo (no le grites... el pobre está muerto), asustarlo solo significa que tendrás que meterlo y sacarlo 3 veces de manera pausada, tras esto puedes meterlo y dejarlo aproximadamente 20 minutos, pero depende del tamaño. El truco para saber si está listo es pincharlo con un palillo metálico y que salga y entre de manera suave y limpia (recuerda hacerlo en la parte central)
  3. Ahora en el caldo de cocción ponemos las patatas peladas a cocer (así cogerán un bonito tono rojizo), y mientras laminamos a nuestro pulpo y reservamos.
  4. Por último, cortamos las patatas en láminas, servimos en un plato junto con el pulpo ya cortado y rociamos de aceite y pimentón (yo uso pimentón picante solo, pero podéis ponerlo solo dulce o bien mezclar dos cucharadas de cada, dependiendo de vuestro gusto).
¿Qué os parece la receta que os traigo hoy? ¿Muy fácil no creéis? lo más complicado es saber cuando esta cocido y que no se quede duro por lo demás tirado, probad varias veces a pincharlo y asi os asegurais. Por cierto seguro que os preguntáis que pasó con la cebolla... solo sirve para dar sabor al agua y a la cocción. En este caso mi novio se la comió... 

Por cierto al final me vine arriba visteis eeeeeh???

No hay comentarios:

Publicar un comentario